Las amenazas más comunes a las que te enfrentarás siendo emprendedor

Si te has decidido a comenzar una nuevo reto como emprendedor son muchos los obstáculos que debes solventar. Ante todo, debes tener muy claro el objetivo al que pretendes llegar para que tu proyecto sea un éxito. Pero todo inicio como emprendedor tiene sus complicaciones. En el camino tampoco no serán pocas. A continuación hacemos un repaso de los miedos y amenazas a los que se enfrentan los emprendedores.

¿Éxito O Fracaso?

Es uno de los mayores miedos que se nos pasa por la cabeza cuando iniciamos un nuevo proyecto. La inseguridad ante lo desconocido y las dudas ante los traspiés provoca pérdida de confianza en lo que estamos haciendo. Que tu idea resulte un éxito o un fracaso depende de muchos factores. Y una pizca de suerte en los momentos oportunos.

Los habituales pensamientos de que nuestra idea emprendedora vaya a fracasar son recurrentes. Es necesario mantener una actitud positiva que aleje esos miedos que nos hacen dudar y plantearnos si hemos tomado una buena decisión.

Siempre existe un riesgo de que un negocio no de los beneficios que esperamos cuando nos planteamos echarlo a rodar. Pero también es cierto que todos los grandes emprendedores que ahora triunfan con sus negocios se han visto en esa misma situación estresante.

Querer Llegar Antes De Empezar

Es algo habitual querer visualizar el final del camino y conocer cuanto antes cuál será el resultado de nuestra idea emprendedora. Pero es mucho más recomendable centrarse poco a poco en dar pequeños pasos y tomar las decisiones adecuadas en cada momento.

Un error al inicio de la planificación del proyecto puede ser fatal para el desarrollo del negocio. De ahí que sea sumamente importante tomar todas las medidas oportunas con el mayor sentido común.

Miedo A Delegar En Otros

Muchas veces pensamos que nuestro negocio, ese al que tantas vueltas hemos dado y nos ha costado pulir y sacar adelante, no debe ser compartido con nadie más. Esa preocupación lógica por dejar en buenas manos tu proyecto puede evitarse delegando en personas cercanas o profesionales que te ofrezcan una absoluta confianza. Es básico saber delegar en personas que, además de trabajadoras y que destaquen por un buen currículo, posean una motivación extra que repercuta de manera altamente positiva en el desarrollo del negocio.

Problemas en la financiación

Para salir adelante como emprendedor hay que hacer frente a numerosas trabas o inconvenientes que surgen en el camino. Una de las mas sensibles radica en la falta de capital suficiente para llevar a cabo nuestro proyecto. En caso de tener problemas de inversión económica lo más frecuente es acudir al entorno familiar o allegados para que te ofrezcan ese pequeño empujón que necesita tu negocio.

Pedir una subvención a la Administración o un microcrédito a tu banco suelen ser las formas más habituales de financiación. A su vez, a través del networking, acudiendo a charlas y formaciones de calidad, o incluso planteándose poner en marcha un crowdfunding, son otras opciones que tenemos para echar adelante el proyecto.

Otra preocupación que acecha al emprendedor es no poder afrontar los pagos a empleados y proveedores, con los quebraderos de cabeza que esa complicada situación provoca en el estado anímico de la persona.

En resumen, emprender es una forma de vida que puede resultar muy gratificante si se logra vencer esos miedos que muchas veces rondan nuestra mente y harán que dudemos cada día acerca de la aventura que hemos decidido comenzar.