Bye bye zona de confort: bienvenido caos

Si has llegado a este punto podemos suponer que has decidido dar un paso en tu vida, salir de tu zona de confort para enfrentarte a algo que no sabes muy bien lo que es. De hecho, aunque creas que sabes algo, no tienes ni idea.

No tienes ni idea porque cada momento va ser nuevo, va ser único, especial, personal, de aprendizaje, de crecimiento, apasionante e IMPULSIVO, es decir, cada momento te va a llevar a otro.  Por mucho que tengas claro por dónde empiezas, ¿a dónde te va a llevar el siguiente paso? ¿qué elección tendrás que tomar en el siguiente cruce?

Eso que ahora empiezas de la manera que crees mutará, y lo hará mucho antes de lo que crees y casi sin darte cuenta. De hecho, será una mutación permanente. Lo cierto es que algo te ha llamado para empezar una nueva etapa que no tienes ni idea de adonde te va llevar.

Has abierto la caja de Pandora y a partir de ahora debes estar muy atento para descifrar hacia donde te va llevando. Esta es la clave, hacia donde TE VA llevando. ¿Me va llevando? ¿Quién me va llevar? ¿Pero no era yo el que iba controlar mi vida? ¿No era acaso el objetivo de ponerme a trabajar por mi cuenta?

Yo llevo 15 años en el mundo de la empresa, en el del emprendizaje. 15 años de un viaje que empieza con una intención, una idea y un ¿objetivo?. Solo te diré que el nombre de toda empresa debiera llevar adheridos los conceptos de “soledad” y “camaleón”.

La realidad de la vida, tu realidad va cambiando, evolucionando, y de forma irremediable tú lo haces de la misma manera. Lo que hoy es blanco con el paso del tiempo se va convirtiendo en gris para acabar siendo negro, no por que sea negro, sino porque es la antítesis de lo que tú esperabas.

La etapa del emprendizaje es una etapa que creemos de control: voy a controlar mi tiempo, decidiré con quién trabajar, decidiré a qué me voy a dedicar, dónde voy  trabajar,  cómo será mi despacho, oficina, quienes serán mis proveedores, socios, colaboradores, … pensamos que a partir de este momento todo estará controlado porque no voy a tener un jefe que me va decir lo que hacer, no voy a formar de una organización con unos objetivos me van a marcar mi evolución.

Pues bien, nada mas lejos de la realidad. La etapa del emprendimiento ES Y DEBE SER LA DE LA PÉRDIDA DE CONTROL, LA DEL CAOS, LA DE VER, OBSERVAR, INTUIR Y DEJAR HACER. Y todo esto siempre desde el control. ¿Contradictorio? en absoluto, según vayamos avanzando espero que entendamos que es lo más lógico.

Sólo vemos la vida a  través  de nuestra forma de la verla, pero no de la pasión de la vida, queremos saberlo todo, todo lo que va ocurrir, para que no se des – controle nada.

Hay un momento en la vida en el que perdemos el control de la situación, un instante en el que la vida empieza a controlar la situación, y es precisamente en ese momento cuando empieza la realidad y la situación óptima. Qué te hace pensar que si interfieres en la vida esta va a mejorar? Acaso no recuerdas que durante los 9 meses de embarazo nos has interferido y todo ha ido perfecto?

Si has decido emprender muy probablemente hayas pasado varias fases de tu vida relacionadas con el empoderamiento.
Seguramente en tu adolescencia habrás pasado una fase de empoderamiento en la que te comías el mundo, un estadio en el podías con todo, eras capaz a de atreverte a cualquier cosa sin calibrar sus resultados y, sobre todo, sus consecuencias, una fase de locura en la que te creías con poder para cualquier cosa.

La maduración, el crecimiento, la competencia de otras personas, la responsabilidad, las dudas de hacia dónde, qué hago con mi vida y un sinfín de preguntas que te surgen te habrá llevado una fase de des – empoderamiento en la que las dudas eran tus principales aliadas. Dudas de tus capacidades, de qué haces en esta vida, cuál es tu comentado, si estarás a la altura de tu trabajo, de tu mujer, de tus hijos, de que te delata el futuro,…. Dudas, dudas y más dudas. Como bien supones las dudas son el mejor aliado de la pérdida de autoestima, que obviamente es lo que te des – empodera.

Esta es una fase de la vida realmente dura, de muchas preguntas sin respuestas y lo que es peor, con serias dificultades de encontrar a alguien que pueda ayudarte a resolverlas. Es precisamente este problema, este bendito problema, el que te hace darte cuenta de que LA RESPUESTA LA TIENES TÚ.

Cuando has tocado esta tecla has pasado de nivel, una nueva luz al final del túnel te da la fuerza para seguir, para continuar aunque no sepas muy bien hacia dónde te diriges de manara exacta.
Es esta fase la que podemos denominar como la del re – empoderamiento.
Y la fase de transición entre esta y la del empoderamiento consciente puede ser la del emprendimiento.