Ante la revolución, ceguera

Desarrollar e impulsar tu negocio exige crear valor para las empresas, clientes y sociedad. En definitiva, sustituir los modelos obsoletos y trabajar para transformar el panorama empresarial. Se trata de una nueva revolución de la que todavía gerentes, emprendedores y directores parecen no conocer el impacto y ante la que prefieren mirar hacia otro lado. Es más cómodo.

Te guste o no, has elegido formar parte de un engranaje al que le ha llegado el momento de comprender y hacer frente al desafío que plantea la innovación en modelos de negocio. Y para tu “tranquilidad”, te diré que la velocidad y la escala a la que estas nuevas formas que se van implantado, no tiene precedentes.

Un claro ejemplo son las empresas emergentes (startups), que constantemente desafían a la vieja guardia, que se esfuerzan febrilmente por reinventarse. La realidad es que estamos en la era del cambio, se está produciendo un relevo generacional plasmado en nuevas formas empresariales que nos toca liderar, y no asumir el reto sería dejar pasar una oportunidad de oro para formar parte de la historia.

¿Te has preguntado cómo puedes inventar, diseñar y aplicar nuevos modelos de negocio que sirvan para el crecimiento de tu negocio de manera metódica y estructurada? ¿Te gustaría desafiar al sistema establecido y transformar los modelos obsoletos en tu beneficio?

Si no haces nada ¿Podrás hacer frente a los competidores que lleguen al mercado con nuevos modelos de negocio?

Cuando visualizas tu negocio o proyecto dentro de dos, cinco o diez años, ¿Cómo lo imaginas? Y lo que es más importante, ¿Con ese modelo tendrás un hueco entre quien lidera el mercado o, cuando menos, no te quedarás lo suficientemente atrás como para sobrevivir?

Son preguntas a las que no todo el mundo quiere responder, prefieren mirar hacia otro lado y continuar como si nada pasara. Cerrar los ojos y esperar a que los tiempos revueltos pasen y todo vuelva a su cauce, sin ser conscientes de que si no se suman a esta revolución, será ella quien les engulla y les convierta en uno más, cuya condena sería la de seguir trabajando de la misma forma durante todos los años que les quedan hasta que llegue la ansiada jubilación. Esto en el mejor de los casos.

Estoy convencido de que no es esto lo que quieres, así que quítate las legañas, elimina la pereza, ponte las botas, y vamos al barro a disfrutar de tu negocio para que tengas un papel principal en la reinvención de las estrategias y la forma de aplicarlas en tu negocio, porque has de saber que es tu momento. Que ha llegado la hora de dar un paso al frente y asumir que tienes que dar un cambio que se produce de manera natural.

Antes de terminar, te dejo 3 reflexiones que espero te hagan recomponer ciertos planteamientos.

1. El éxito presente impide que responsables de empresa o departamento y personas emprendedoras se pregunten cómo podrían renovar su modelo de negocio. Este pensamiento es una muerte anunciada, derivada de las urgencias que se producen en el momento en el que la reinvención se convierte en necesidad por las exigencias de los nuevos actores del mercado.

2. Es habitual que las estructuras empresariales, gerentes o responsables de departamento no propicien el nacimiento de nuevos modelos de negocio basados en la innovación. Pero paradójicamente, hables con quien hables defiende la innovación en cualquiera de su formas para el desarrollo de los negocios, sin embargo, a todo el mundo le encanta la innovación hasta que le toca directamente.

3. El principal obstáculo a la innovación en modelos de negocio no es la tecnología: los humanos y las instituciones con las que vivimos, cuya resistencia al cambio y experimentación es obstinada. Estoy seguro de que miras con recelo a aquellas personas que lideran proyectos que con el paso del tiempo se convierten en referencia. Aquellas personas que han propiciado el nacimiento de innovadores modelos de negocio que sustituyen a los mas tradicionales. Y dices aquello de: ¿por qué no se me ha ocurrido a mí?

.